Cómo ser padre y no perder tu identidad en el intento

Muchas veces el ritmo que nos marca la paternidad, en sus diferentes etapas, nos lleva a un estado de atención plena, hasta el punto de perdernos como individuos. Esto puede mostrarse de varios modos. Puede que sientas que ya no eres hombre (o mujer) ni para tu pareja, ya has pasado sólo a convertirte en papá (o mamá), no estás al día con las novedades discográficas o se te acumulan los libros, no tienes tiempo ni para ir al gimnasio a charlar con los colegas del Gym, para hacer ejercicio tampoco, pero ese ya no lo tenías antes.

Como, por momentos, comenzaba a sentirme así, anulado, he desarrollado algunos trucos para seguir alimentando esas pequeñas cosas que definen parte de quien soy.

El primero de ellos ya lo conocéis, o deberíais si leéis asiduamente este blog. Así es, mezclo letras de canciones infantiles con temas de rock que me gusta tocar con la guitarra.

Siguiendo por lo musical, cosa que me marca y me define bastante, y sumando mi afición por la lectura y las series, otra de las cosas que hago es cantar a modo de nana a mis hijos Las Lluvias de Castamere de Canción de Hielo y Fuego y su adaptación televisiva, Juego de Tronos. ¿Es un poco gore? Quizás, pero ellos de momento no se enteran de nada, y a nivel armónico es una canción apropiada para que se relajen.

A la hora de comer sigo buscando esas pequeñas pildoritas que alimenten (que bien hilado comer y alimentar) mi lado friki. En casa no hay que abrir la boquita porque viene el avión. En casa el Halcón Milenario se esconde en la cueva de ese asteroide para huir del Imperio.

falconloop_23

En la hora de comer en la oficina siempre tengo a mano el ebook para, a menor ritmo que antes, seguir leyendo esa lista infinita de lecturas pendientes. Mejor eso que nada. Antes también podía recurrir al tiempo empleado en el transporte público pero ahora que voy en coche no es viable. Aunque la opción audiolibros en el coche habría que valorarla.

Por otro lado toca ser un poco conscientes de nuestros temas de conversación y no monopolizar nuestro discurso con cosas relacionadas con nuestros hijos. ¿Es esto incohernente cuando estoy escribiendo un blog de paternidad? No, ya que este mismo blog tiene un espacio ajeno a la paternidad, los #ViernesDandoLaNota. Eso sin contar con otros blogs que tengo. Esto es algo que considero importante con tu círculo de amigos y compañeros de trabajo, o familia, pero más aun con tu pareja, entre otras cosas para anular ese sentimiento que os comentaba al principio. Tu pareja no es sólo la madre (o padre) de tus hijos, es esa persona que te vuelve loca, que te mueres por besar, que comparte tus aficiones o gustos, que es tu confidente en todo, por lo que monopolizar el tema en la crianza en si, ayuda a que nos olvidemos de que somos personas.

Tienes una opción más radical y que de hecho ayer me sugirieron en twitter cuando dije que hablaría de esto en el blog. Siempre puedes tatuarte el DNI para que no se te olvide tu identidad. Quién dice el DNI dice frases de libros o escenas de pelis. Pero eso es muy Memento y aunque es un peliculón (si no recuerdo mal), conmigo no va, soy más de tatuarme otras cosas. Como mis cuatro caracteres chinos con mis platos preferidos.

3 thoughts on “Cómo ser padre y no perder tu identidad en el intento

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *