Cuando seas padre comerás huevos. Si lo dice el refranero, va a misa

No sé a qué viene el dicho, pero la cultura popular es muy sabia, así que hoy me he pedido para comer unos huevos rotos con patatas y jamón.

Y Cocopanza y Caribicho también han probado las patatas y huevos en forma de tortilla de patatas. Pasa el sello de calidad.

El año pasado estaba sobrepasado emocionalmente y abrir mis primeros regalos del día del padre conllevó una llorera intensa. Este año creo que el cansancio no me ha dejado expresar del todo las emociones. Junto al estrés,  es un gran enemigo emocional el cansancio. Pero empezar la mañana en la cama los cuatro abriendo el regalo envuelto en papel de Star Wars es todo lo que le pido al día de hoy.

Eso y poder ser mejor padre cada día. Porque el día que sienta que no puedo ser mejor para ellos, será el día que ya no tenga nada bueno que ofrecerles.

Alguna vez lo he mencionado. La paternidad es estar puteado a niveles que no imaginabas y estar feliz de ello. Es algo que te pone a prueba constantemente. Por ello, desde que lo soy, admiro aun más a los mios. Gracias por tanto.

Hoy he hecho lo que deseaba. Pasar un día normal. Ser lo que soy cada día  (con el día libre). He limpiado la casa, cambiado pañales y aguantado berrinches. También les he visto sonreir al mirarme. Ha sido un día cualquiera en cierto modo, y eso es lo maravilloso.

Al fin y al cabo, lo que me gusta es narraros la crónica de una apasionante vida normal y no la gran mentira de los superpapás.

One thought on “Cuando seas padre comerás huevos. Si lo dice el refranero, va a misa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *