El instinto paternal Una pequeña reflexión sobre la paternidad

¿Existe? ¿O aquellos que afirmamos que deseamos ser padres en realidad nos han manipulado de algún modo? Sea como fuere, al parecer la mayoría de nosotros no volveríamos a ser padres en una segunda vida si pudiéramos elegir tras vivir la experiencia. O eso dice el señor Coronado, el que tiene problemas de tránsito.

“Le digo una cosa: si tuviese otra vida no tendría hijos. Se lo digo así de categórico. Creo que lo piensa el 99 % de los padres. Pero no es políticamente correcto decirlo” – José Coronado

Si queréis leer la maravillosa entrevista en la que además suelta alguna machirulada, podéis hacerlo aquí.

No es de sorpresa que me posicione en el 1% restante realmente. Desde bien joven he deseado ser padre, sabría que sería padre en algún momento de mi vida, y volvería a serlo en otra vida. ¿Es esto el instinto paternal? Puede ser, al menos tal y como está concebido normalmente, pero yo venía a hablaros de otros instintos paternales en un dramático giro  gramatical de las palabras. Llámalo instinto… llámalo súper poder. Eso si, no me llames superpapá, que eso es mentira.

Y es que cuando eres padre afloran tus instintos o superpoderes. Por ejemplo…

Cuando sabes que algo no cuadra

Y entonces entiendes un poco más a tu madre. Recuerdas que de niño siempre te pillaba aunque no tuviese información alguna de lo que estabas tramando. Pero esto se extrapola a muchas cosas. Es ese silencio cuando con los mellis todo es ruido cuando todo va bien. Son esas 3 noches seguidas demasiado buenas que te incitan a que te relajes y pienses que volverás a descansar. Son esos casi 10 días de guardería en los que no ha habido ni una tos, ni un moco o vómito.

Y ahora, en serio

Pero, sobre todo, y os lo digo de corazón y muy en serio, aunque sea en este entorno distendido, haced caso a ese instinto cuando notéis que a vuestros pequeños les pasa algo y no sabéis darle explicación. Si salís de la consulta del médico aun con un ‘run-run’ en el estómago que no os deja tranquilos, intentad consultar a más profesionales. Sobreinformarse en internet es peligroso, recurrir a ‘chamanes’ y ‘gurus’ es poco aconsejable, pero consulta con más médicos y profesionales, quizás no sea nada, pero la intranquilidad es un arma peligrosa que te va a afectar a la hora de como ves a tu hijo, y por tanto a la hora de criarlo.

Todos tememos pecar de ser un padre o una madre brasas, de pensar que les pasa de todo, pero hay veces que es diferente. Si sientes algo así, busca explicaciones y/o soluciones hasta que eso se haya aplacado. Si lo siente tu pareja y tú no, no intentes aplacarla tú, apoya y acompaña en todo el proceso hasta que estén las cosas bien.

Para mi hay una máxima importante: Si sois dos criando (o más, que haberlos haylos) siempre poneros en la tesitura del que más apoyo necesite. Al menos eso es lo que a mi me dicta el corazón. Eso no quiere decir que debas de cambiar lo que piensas o sientes, puedes hacerlo sin renunciar a eso.

Al final me pongo intensito, así que otro día ya hablaremos de más superpoderes, ¿os parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *