Probando los potitos Smileat gracias a Nappy.es

smileat

Yo soy de cocinar los purés de los mellis, como ya os conté en ésta entrada, pero hay veces que el ritmo diario hace que no des a basto, o surge algún imprevisto, y no está de más tener una alternativa al puré casero, sea para comer o para merendar. El caso es que habíamos probado varios, pero fuese porque la elaboración no nos convencía, por el exceso de arroz o simplemente por sabor y textura, no estábamos convencidos de ninguno.

Por suerte, la gente de Nappy.es nos han ofrecido probar los potitos Smileat y sólo puedo decir que probando alguno con los mismos ingredientes que usamos en casa, me cuesta diferenciar cual es cual. Creo que eso dice mucho. El hecho de que sean 100% ecológicos es un añadido importante, además te vienen las proporciones de cada ingrediente, lo cual ayuda a decidir. En nuestro caso, Caribicho tiende al estreñimiento, así que tener un desglose real de las cantidades de los ingredientes ayuda a decidir que elaboración escoger. A estas alturas es evidente decir que además, están muy buenos, saben a lo que llevan, lo cual parece evidente, pero no ha sido la norma en otros que hemos probado.

Por todo esto, Padme y yo lo tenemos claro, como alternativa a las elaboraciones caseras, vamos a tener a mano siempre algunos purés de frutas y de verduras, por si hay que salvar comidas o meriendas con un producto que se podría considerar casi casero. Además, Nappy.es nos lo pone fácil con un 10% de descuento en productos Smileat en su web.

smileat

¡Ah, por cierto! Que me lío a hablar de mi opinión sobre el producto y me dejo lo más importante: Caribicho y Cocopanza se los comen que da gusto. Podemos decir que Smileat y Nappy pasan su sello de calidad.

sello-de-aprobacin

5 thoughts on “Probando los potitos Smileat gracias a Nappy.es

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pues la verdad es que nosotros también fuimos de hacer los purés en casa, además vikingo pasó rapidito a los trozos, de hecho es lo que yo quería, hacer blw pero fue algo un tanto mixto. La cuestión es que alguna vez comió potitos ya preparados pero no fueron smileat, cuando los descubrí ya casi ni tomaba papillas. Eso sí, los preparados eran de carne y verduras, los de fruta… incomibles! y mira que el peque come mucho y de todo, menos eso… sale a su madre, que las cosas demasiado dulces como los potitos preparados de fruta… ¡puaj!
    Si algún día

  3. Ay los potitos, que lejos me quedan ya. Pero te digo que esos tiene pintaza y no como los que compré yo en mi época que no sé ni cómo se los comían, menos mal que les di pocos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *